Dresde, una Florencia a orillas del Elba

Los bombardeos aliados de la II Guerra Mundial la redujeron a escombros en lo que aun se recuerda como uno de los episodios más negros de la historia contemporánea de Europa pero Dresde renació de sus cenizas y hoy ha recuperado con toda justicia su condición de ciudad del arte y la música, la llamada “Florencia del Elba”.

Si en invierno la ciudad exhibe el mejor de los mercadillos navideños de Alemania, en verano Dresde acoge a sus visitantes con una luz muy especial y un centro histórico reconstruido que ha recuperado el ambiente perdido de sus calles, llena de arte e historia.

7220_dresden_teatro_dell__opera

Uno de los lugares más destacados es el Zwinger Palace, un elegante palacio barroco cuyo interior esconde numerosas e impresionantes obras de arte. También merece la pena visitar el Alte Meister donde se ubica la famosa Madonna de Rafael y por supuesto el Semperoper, uno de los teatros de la ópera más importantes del mundo que cuenta con una acústica privilegiada. y es que Dresde es, entre otras cosas, la capital alemana de la ópera.

Pero sin duda el icono más famoso de la ciudad es la Frauenkirche, la iglesia más famosa de Sajonia. El paseo a la orilla del río está cuajado de más agradables sorpresas. Tampoco hay que dejar de disfrutar de la atmósfera especial de los elegantes cafés de Dresde, algunos de ellos verdaderas obras de arte.

Dresden Silhouette

Y si hablamos de arte, no te pierdas otras visitas tan interesantes como las del Albertinum Museum, que alberga obras de Rotloff y Van Gogh o, para los amantes del arte contemporáneo, la Gläserne Manufaktur, una vieja factoría de Volkswagen con paredes de cristal transformada en museo.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , .