El camino Portugués a Santiago de Compostela

En otra ocasión hablamos aquí de que el Camino de Santiago era en realidad un conjunto de muchos caminos (los “Caminos de Santiago“) que convergían en un punto: la Catedral de Santiago de Compostela. Lógicamente, existe también un camino portugués en el que ahora se invierten recursos para acondicionarlo y señalizarlo como es debido. Una forma muy apetecible de viajar por Portugal y Galicia.

EL Camino Portugués de peregrinación parte de Lisboa y alcanza tierras gallegas después de pasar por grandes ciudades como Oporto o Coimbra, y por pequeñas y encantadoras localidades como Alvaiázere, Ansião, Penela, Condeixa-la-Nueva, Coimbra, Mealhada, Anadia, Águeda y Albergaría-la-Vieja.

Lo cierto es que este camino nunca contó con la fama y el tráfico de otros tramos que atraían a peregrinos de toda Europa. Ni siquiera entre los habitantes de la península ibérica tuvo demasiado éxito, eclipsado por la Ruta de la Plata que, en el lado español, discurre paralelo en sentido sur-norte.

El proyecto de señalización de esta ruta sigue las normas del Consejo de Europa para el Itinerario Cultural Europeo-Camino de Santiago, facilitando su interpretación por los peregrinos de las más diversas nacionalidades, gracias a la iniciativa de Turismo Centro de Portugal, TCP y la Asociación de Peregrinos Vía Lusitana.


Desde la región del Centro de Portugal, el Camino Portugués se desarrolla al largo de 145 kilómetros y en los últimos años ha vivido un renacimiento, siendo utilizado por más de 22.000 personas al año, según números obtenidos en 2012, una cifra que aumenta de forma significativa los años de celebración del Xacobeo.

No todos los peregrinos lusos viajan a Santiago por motivos religiosos, pero todos comparten la experiencia de descubrir los viejos caminos de Portugal que, desde la Edad Media, llevan a los caminantes hasta los restos del Apóstol.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , .