Jijona, el mejor turrón del mundo

En España la Navidad no se concibe sin el turrón que acompaña el café y los brindis al final de las comidas y las cenas. Y si hablamos de este dulce, hay que hacerlo del lugar donde se produce el mejor turrón del mundo: la localidad de Jijona (Xixona) en Alicante.

Jijona se sitúa en el interior de la provincia, entre la capital y la localidad de Alcoy, a solo unos kilómetros de la famosa Costa Blanca.  Nada más llegar a Jijona descubriremos de inmediato las señales de la industria que ha movido su economía, ya que en cada esquina nos topamos una cafetería o pastelería donde se nos ofrecen los turrones, muchos de ellos artesanos, que han llevado el nombre de esta pequeña ciudad por todo el mundo.

Ya que estamos en Jijona, además de probar el turrón y comprar algunas cajas para llevarnos a casa o regalar a los amigos, hay que aprovechar para disfrutar de un paseo por su hermoso casco histórico llamado también el Rabal, surcado por estrechas y silenciosas calles adornadas con edificios que recuerdan la larga presencia de los almohades en la ciudad.

En la plaza del Diezmo destaca la magnífica puerta ojival de la iglesia Vieja, levantada por el rey Jaime I de Aragón tras conquistar la ciudad en 1253. En otro templo, la iglesia Arciprestal, se guardan las reliquias de San Vicente Ferrer, trasladadas hasta allí desde Valencia en 1982.

En cuanto al turrón, es importante no confundirlo con el de Alicante. El turrón de Jijona es de  textura blanda, rugosa y cremosa. Sus ingredientes básicos son: almendra pelada y tostada, miel, clara de huevo y azúcar. En cambio el de Alicante es más seco, duro y viene cubierto con una suave oblea. Los dos son deliciosos pero el primero goza de mucha más fama y carácter.

En Jijona se pueden visitar varias fábricas artesanales de turrón y el Museo de la marca El Lobo (¡qué gran turrón!), todo un símbolo navideño para muchos españoles.

Viajando por España las palabras clave son , , , .