Safari africano: el Parque Kruger

Los “cinco grandes” del safari africano (leones, leopardos, rinocerontes, búfalos y elefantes) se encuentran en un vasto y salvaje parque, uno de los lugares más bellos del mundo que cualquiera que viaje a Sudáfrica podrá disfrutar: el Parque Kruger.

Allí el visitante se encuentra con una completa infraestructura destinada a acoger a los turistas. alojarlos con todas las comodidades imaginables en lodges, campings y bungalows, y guiarlos a una excitante aventura que reconcilia al ser humano con sus orígenes: la naturaleza más bella y salvaje del continente.

El Parque Nacional Kruger posee una extensión enorme: 350 Km de norte a sur y 60 de este a oeste, un espacio en el que habitan varios millares de grandes felinos como el león o el leopardo, centenares de rinocerontes y cerca de 10.000 elefantes y búfalos.

Con suerte, se pueden ver en vivo a los “cinco gigantes” en un mismo safari, aunque los guías avisan de que muchas veces esto no es posible. No solo por la propia extensión del parque sino por el hecho de que se trata de una reserva natural donde los animales se mueven libremente sin mostrar el más mínimo respeto los horarios de las visitas turísticas.

Además de los animales, el parque ofrece al visitante algunas de las más espectaculares vistas de África, rojos e inmensos atardeceres así como hermosos cielos estrellados cuando cae la noche. Aspectos que convierten estos viajes en experiencias casi mágicas.

Para llegar al parque desde Johanesburgo o Ciudad del Cabo hay que tomar un vuelo doméstico a alguno de los tres aeropuertos cercanos: Phalaborwa, Mpumalanga y Hoedspruit. Se puede visitar en cualquier época del año aunque es conveniente llevar ropa de ya que los safaris se inician de madrugada y con mucho frío.

Viajando por África las palabras clave son , , .