La isla de Brioni en Croacia

Hay dos islas del Adriático íntimamente ligadas a la mitología del mariscal Tito, que dirigió durante décadas el destino de la extinta Yugoslavia. Dos islas diferente se incluso antagónicas: una fue el sórdido gulag de la isla de Goli Otok, la otra un bonito paraíso espiritual, el de la isla de Brioni, hoy perteneciente a Croacia.

Brioni fue el lugar de veraneo de los mandamases comunistas de aquella época. Se trata en realidad de un grupo de pequeñas islas que emergen a sólo 2 km de la costa de Istria. Veli Brijun, la mayor de ellas tiene apenas 5 km cuadrados de superficie.

 Famosa por su clima suave ya en sus días gloriosos durante el imperio austro-húngaro que fue conocida como “la perla de la Riviera austriaca”, una riviera que hoy es inexistente, mejor dicho, que hoy pertenece a Croacia.

Tamto es así que después de la II Guerra Mundial el Mariscal Tito, el autócrata comunista de Yugoslavia, construyó en Brioni su residencia junto al mar. Una amplia remodelación se llevó a cabo inmediatamente después de su toma de posesión: se construyó un nuevo pabellón presidencial, un zoológico privado y varios cotos de caza. Se dice que en su residencia se instaló un sistema de calefacción en 1950, mientras los habitantes de las capitales de Belgrado y Zagreb aun padecían las miserias de la postguerra.

La residencia favorita de Tito Brioni recibió ilustres y variadas visitas: Ho Chi Minh, Haile Selassie, Neil Armstrong, Edwin Aldrin, Michael Collins, Elizabeth Taylor, Richard Burton, Sophia Loren, Carlo Ponti, Gina Lollobrigida… Hoy recibe a los turistas curiosos que quieren conocer el viejo palacio del mariscal y amantes de la naturaleza que acuden para admirar la belleza de su parque natural.

En Brioni hay también un museo dedicado al mariscal Tito, deonde se exhibe su famoso coche negro, un Cadillac de 1953.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , .