Viaje a Gibraltar

Está en la península ibérica, en el extremo sur, pero no pertenece a España. Gibraltar, bajo soberanía británica desde la firma del Tratado de Utrecht en 1713 pertenece al Reino Unido, es el único territorio andaluz de su majestad la Reina Isabel II, la última colonia del continente europeo y un interesante destino de viaje.

A pesar de su reducida extensión, Gibraltar posee numerosas atracciones turísticas y recibe a no pocos visitantes cada año, la mayor parte de ellos curiosamente españoles. Años atrás viajaban para realizar compras, beneficiándose de sus condiciones fiscales especiales, aunque esta motivación ha decaído en los últimos años.

 

Entres us sprincipales puntos de interés cabe destacar el Cañón de Cien Toneladas (100 Ton Gun), las Cuevas de Saint Michael, la capilla de Nuestra Señora de Europa (Our Lady of Europa), sus dos catedrales, una Anglicana y otrra Católica, y los Alameda Botanic Gardens. Sin olvidarnos de los famosos monos de Gibraltar, uno de los iconos de este lugar que aparece en las monedas de un penique.

Lo más chocante de Gibraltar, además de la presencia del famoso peñón, es que no spermite viajar a una versión exótica de Gran Bretaña: las casas y las calles de los llanitos (así son conocidos a sus habitantes por los vecinos de los pueblos en el lado español) tendrían el aspecto de cualquier otro lugar de Andalucía si no fuera por las clásicas cabinas de teléfono rojas, los bobbies y los autobuses de dos pisos, típicos de Londres.

 

Para llegar a Gibraltar podemos optar por volar a su pequeño aeropuerto o, desde España, acercarnos por carretera. Eso sí, hay que tener en cuenta una serie de particularidades: nuestro vehículo debe tener todos los documentos y el seguro en regla ya que se trata de una viaje internacional, dado que aunque Gibraltar es parte de la Unión Europea, no pertenece a la zona Schengen.

Viajando por Europa las palabras clave son , .