Las esclturas del Parque de Vigeland en Oslo

El Parque Vigeland de Oslo es el parque escultórico más grande del mundo hecho de la mano por la mano de un solo artista, Gustav Vigelandademás de una de las atracciones más populares de Noruega.

El parque está abierto al público durante todo el año y en él podemos asombrarnos y disfrutar de las sorprendentes creaciones del escultor noruego, más de 200 esculturas esparcidas por 32 hectáreas de jardines, aunque la mayor parte de ellas están dispuestas a lo largo de un eje de 850 metros de largo, en bronce, granito y hierro forjado.

El Parque Vigeland se construyó entre 1939 y 1949 y está dividido en cinco grandes áreas: La Puerta Pincipal, el Puente con el parque infantil, la Fuente, el Obelisco y la Rueda de la Vida.

Sin duda es una de las visitas más recomendables en cualquier viaje a Oslo, Vigelandpark, que los noruegos también conocen simplemente como “el parque de las esculturas” fue creado por iniciativa del ayuntamiento de Oslo con el objetivo de reunir y exponer a todos los vecinos y visitantes el grueso de la obra de su escultor más destacado.

Hay que destacar la temática en común de todas estas creaciones: el ser humano a través de todas las etapas de su vida. Por eso encontramos esculturas de niños, adolescentes, jóvenes, adultos o ancianos en distintas actitudes.

Por ejemplo: es muy famosa la estatua del bebé que está llorando, conocida como “el niño furioso” o “Sinnataggen”, que se ha convertido ya en uno de los grandes símbolos de la ciudad.

Así que si viajas a la capital noruega ya sabes: el Vigeland Park te espera para brindarte un paseo por las edades del hombre.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .