Cardiff Bay, la zona de moda de la capital de Gales

Después de largas décadas de crisis, cuando el carbón galés dejó de engrasar la máquina industrial del Imperio Británico, hoy Cardiff se encuentra inmersa en un proceso de transformación y renovación que se ve reflejada especialmente en Cardiff Bay, la zona de moda que poco a poco compite en interés con los clásicos monumentos de la capital de Gales, como el Castillo de Cardiff, la catedral Llandaff y los museos.

Cardiff Bay combina una extraordinaria arquitectura moderna con la herencia portuaria del siglo XIX y el atractivo natural de la costa. El resultado: un paseo fascinante y sorprendente, injustamente desconocido por muchos viajeros.

En el año 2001 se creó el Cardiff Bay Barrage un gran lago de agua dulce bordeado por un paseo marítimo de 12 km  en primera línea de mar. En este recorrido se suceden los parques, complejos de ocio, tiendas, bares y restaurantes. Aquí se encuentra también el muelle desde donde zarpan los barcos que ofrecen paseos en barco por la bahía.

También aquí, escoltada por lujosos hoteles, se halla el Canolfan Mileniwm Cymru (Centro Galés del Milenio) sede de la Ópera Nacional de Gales inaugurada hace nueve años.

Otros edificios interesantes de la zona son el carismático edificio de ladrillo rojo Pierhead, que alberga una exposición sobre la Asamblea Nacional de Gales, el Techniquest, uno de los mayores museos de ciencia y tecnología del Reino Unido, y sobre todo el Tube, en realidad un cetro de visitantes cuyo peculiar diseño se asemeja al de un telescopio gigante, de ahí su nombre.

Por último, no podemos dejar Cardiff Bay sin embarcarnos en el Goleulong 2000 Lightship, un curioso barco gestionado por la Iglesia de Gales, sede móvil de la capellanía de la bahía equipado con una capilla y una cafetería.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , .