En Colonia el Carnaval empieza en noviembre

En la ciudad alemana de Colonia, a orillas del Rin, el Carnaval empieza en el mes de noviembre, casi tres meses antes que el resto del mundo. Es exactamente el día 11 del mes 11 a las 11:11 horas cuando se da el pistoletazo de salida a esta fiesta loca, uno de los grandes eventos del mundo germánico.

Con el Dom, la fabulosa catedral gótica de la ciudad renana, de fondo, el primer desfile de Carnaval iluminó como cada año el cielo gris otoñal de Colonia con todo tipo de criaturas disfrazadas, en un despliegue de colorido y de buen humor que, como afirman orgullosos los coloneses, no se puede encontrar en ningún otro lugar de Alemania.

El Festkomitee Kölner Karneval, un comité fundado en  el año 1823, organiza la fiesta y designa a los tres representantes del carnaval, una curiosa tríada llamada Kölner Dreigestirn, formada por la virgen, el príncipe y el campesino, aunque el verdadero rey será el príncipe del carnaval, que presidirá los desfiles más importantes.

Todos estos representantes se eligen precisamente en noviembre. Una muestra más de la capacidad de organización germánica. Sí, es una fiesta, alegre y alocada, pero en ella nada se deja a la improvisación. ¡Esto no es Rio de Janeiro!

Cada 11 de noviembre la comitiva y todos los que deseen sumarse, desfilan desde Alter Markt hasta la Domplatz, la plaza de la Catedral, ofreciendo un divertido espectáculo que los turistas contemplan con cierta perplejidad: ¿Carnaval? ¿En noviembre? En Colonia las cosas son así.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .