Los otros Stonehenge: grandes monumentos megalíticos del Reino Unido

Megalithos. Una palabra griega que significa “piedra gigante”. Lugares como Stonehenge son el vestigio, misterioso y fascinante, de una civilización prehistórica perdida que dominó Europa Occidental hace varios milenios.

Con toda su importancia y magnificencia, Stonehenge no es el único de estos monumentos megalíticos que se levantaron en aquella época. Ni siquiera es el más grande, aunque sí el más famoso. Solo en el Reino Unido encontramos numerosos círculos, alineaciones y cromlechs que merece la pena conocer y, a través de la visita, emprender un viaje a los albores de la civilización.

 

Algunos ejemplos: Callanish Stones, un anillo de piedras que pudo haber sido un observatorio astronómico destinado a estudiar los movimientos de la Luna. Se sitúa en las Islas Hébridas Exteriores, en el noroeste de Escocia, un lugar ya de por sí lleno de paisajes evocadores e inspiradores.

También en tierras escocesas se halla el Ring of Brodgar, en la remota isla de Orkney. un círculo cuyo diámetro mide más de 100 metros. De los 60 megalitos que delimitaron la circunferencia en su día hoy apenas quedan una veintena en pie, aunque su aspecto sigue siendo impresionante.

Pero el monumento megalítico más grande es el cromlech de Avebury, en Inglaterra, con un diámetro de 427 metros. Mucho mayor y más antiguo que Stonehenge, aunque no tan bien conservado y mucho menos conocido; no menos espectacular son las piedras de Stanton Drew, cerca de la ciudad de Bristol en el sur del país, o Marden Henge, en el condado de Wiltshire.

Pero si hablamos de alineaciones para conocer las más espectaculares y largas  hay que cruzar el Canal de la Mancha y dirigirse a Bretaña, a la localidad de Carnac, un lugar que también formó parte del área geográfica del megalitismo, y como los monumentos británicos está también  rodeado de misterios e interrogantes.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , .