Invierno de nieve en Quebec

Deportes  de nieve, pesca en lagos y ríos salvajes, bosques interminables…  El deseo de aire libre y el encuentro con la naturaleza más deslumbrante en los meses de invierno nos lleva a Canadá, en concreto a la región de Quebec, la provincia francófona del país.

En este rincón de paraíso la temporada de frío tiene una duración de varios meses, de diciembre a marzo, y las temperaturas oscilan entre -15° C y -20 ° C, lo cual quitaría las ganas de viajar a cualquiera, menos a los enamorados de la nieve y los amantes de la aventura y la naturaleza.

En Quebec la moto de nieve se ha convertido en un medio de transporte práctico y muy popular, no solo entre los turistas. Además, toda la región está cuajada de estaciones de esquí y lugares para practicar todo tipo de deportes blancos, desde el snowboard y el esquí de fondo hasta las carreras de trineos tirados por perros.

Los que solo quieren descansar encuentran aquí un edén helado donde reina un sereno silencio sólo roto por los sonidos de la naturaleza, una naturaleza exuberante y sobrecogedora: el lago Mistassini, el río Jacques-Cartier y el lago Saint-Pierre, destinos en los que se han habilitado zonas para la práctica de la pesca y observación de aves.

Las regiones de Chaudière-Appalaches o las Laurentides, ubicadas al norte de Montreal, son una especie de gimnasio al aire libre gracias a sus 2.800 kilómetros de pistas en invierno y prestigiosos campos de golf. Y a la vez un punto de partida excelente para ir a la vez Parc National du Mont-Tremblant y el Parc Régional du Poisson Blanc.

La hospitalidad quebecois se vive en los típicos pourvoiries, sencillos alojamientos de estilo rústico y cómodas instalaciones en mitad del bosque boreal, junto a las orillas de verdes lagos y ríos furiosos, lugares apartados en los que a veces solo se llega en hidroavión, moto de nieve o trineo. Una aventura fascinante.

Viajando por América las palabras clave son , , .