Vistando las fábricas de puros de Cuba

Nadie puede pasar por La Habana sin visitar antes alguna de las fábricas de puros desde donde hace siglos se fabrican los cigarros más prestigiosos del mundo, los míticos habanos, verdaderas joyas para los fumadores de puros.

La Real Fábrica de Tabacos Partagas es una de las más antiguas de Cuba. Aquí se conserva todavía el arte de fabricar puros de manera artesanal y cuidadosa, sin el concurso de la fría maquinaria, todos se hace a mano en incluso se respeta la vieja tradición de contratar a alguien para que lea en voz alta a los trabajadores mientras éstos elaboran sus creaciones.

Otra de las más famosas fábricas de puros de La Habana es la Real Fábrica de Tabacos Romeo y Julieta, donde también se sigue el método tradicional. Pero fuera de la capital existen también importantes factorías de fabricación de puros, especialmente en el occidente cubano, en la ciudad de Pinar del Río, donde se cultiva el mejor tabaco de la isla.

La fábrica de tabacos Vegueros, en Pinar del Río, permite al viajero descubrir los secretos de fabricación de los mejores puros del mundo, que son los cubanos, más allá de las marcas. Las mujeres, sentadas en filas de tres, separan las hojas con cuidado, las doblan y enrollan haciéndole un cierre en las puntas para luego enviar el producto terminado al sector de control de calidad.

Así que, si de puros habanos hablamos, hay tres direcciones imprescindibles en Cuba:

  • Real Fábrica de Tabacos Partagas (Calle Industria 520, La Habana)
  • Real Fábrica de Tabacos Romeo y Julieta (Calle Belascoaín 582 entre Peñalver y Desagüe, La Habana)
  • Fábrica de Puros Vegueros (Pinar del Río)

Viajando por América las palabras clave son , , , , .