Bolonia: el Museo del Gelato

Si eres un amante de los deliciosos e irresistibles helados italianos, tienes una cita en la ciudad de Bolonia. Hace unas semanas estuvimos hablando de su Museo de la Música, un regalo para los oídos; hoy es el turno de darle placer al paladar en el Museo del Gelato Carpigiani.

Para llegar a él tenemos que viajar a la pequeña localidad de Anzola dell’Emilia, en las afueras de la ciudad roja. La existencia de este singular museo se la debemos a la empresa Carpigiani, especializada en la fabricación de máquinas heladeras, y en ella podremos descubrir la historia del helado, desde sus primeros días como postre de lujo para los emperadores romanos hasta la golosina que hoy todo el mundo disfruta.

En el Carpigiani Gelato Museum veremos más de 20 máquinas de helado y otros muchos instrumentos que se han usado para su preparación a lo largo de la historia. Las visitas incluyen presentaciones multimedia, fotos y documentos históricos, accesorios, utensilios e innumerables curiosidades relacionadas con la historia y la cultura del helado.

El museo está dividido en 5 grandes áreas temáticas que abarcan otros cinco grandes periodos de la historia, desde la aparición de los primeros heladeros tradicionales a finales de la Edad Media hasta las últimas y más modernas tecnologías actuales, con especial mención a Italia como país donde se fabrican los mejores helados del mundo.

Pero como lo que más nos gusta del helado es comérnoslo, los creadores del museo pensaron que no podía faltar una degustación de sabores helados durante la visita. Helados sabrosos, originales y sorprendentes creados y diseñados en unos talleres especiales a la vista de todos los visitantes.

El Gelato Museum Carpigiani abre de lunes a sábado. La entrada es gratuita pero solo puede visitarse con cita previa. La degustación va aparte y cuesta 3€. Si queremos participar en los talleres de elaboración de helados tendremos que pagar un poco más.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , .