Las Casas Colgadas de Cuenca

Sin duda lo más famoso y emblemático de la ciudad de Cuenca son las Casas Colgadas (y no “casas colgantes” como se les llama muchas veces erróneamente). En el pasado hubo muchas de estas peculiares casas adornando el paisaje de la ciudad. Casi todas ellas fueron destruidas y hoy solo quedan tres.

Dos de ellas albergan el Museo de Arte Abstracto Español (también conocido como Casas del Rey) y en la tercera hay un famoso restaurante, la Casa de la Sirena. Tanto por dentro como por fuera se trata de edificios impresionantes que cada año llevan a numerosos visitantes hasta esta hermosa y acogedora ciudad manchega.

El museo se exhiben numerosas esculturas y pinturas de varios artistas españoles de la generación abstracta de los años 50 y 60. También acoge continuamente exposiciones temporales y alberga el desarrollo de programas educativos. Su surtida librería es muy interesante para los amantes del arte. La entrada cuesta 3€.

¿Cuál es el origen de las Casas Colgadas? Los historiadores no se ponen de acuerdo. Unos afirman que son obra del genio del Al Andalus mientras que otros sostienen que su origen es medieval. Es difícil saberlo porque no se conservan muchos vestigios en ellas más allá del Renacimiento.

Durante muchos años las Casas Colgadas fueron utilizadas como viviendas particulares. Después fueron adquiridas por el ayuntamiento conquense y convertidas en Casa Consistorial.

Desde sus balcones se puede disfrutar de unas fantásticas vistas a la Hoz del Huécar. Del mismo modo, para tener la mejor panorámica de las Casa Colgadas hay que irse hasta el Parador de Cuenca, al que se llega cruzando el Puente de San Pablo.

Viajando por España las palabras clave son , , .