Jardín de Las Tullerías en París

Si viajas a París no puedes dejar de visitar el Jardín de las Tullerías, un lugar que debe a su nombre a que, en la época medieval, se levantaban aquí numerosas fábricas de tuiles (tejas). Siglos después, Catalina de Médicis mandó construir aquí el Palace des Tuileries, rodeado de un gran jardín de estilo florentino, lleno de fuentes, esculturas, arboledas, viñedos y un encantador laberinto.

Estos jardines fueron en su época el prodigioso escenario de recepciones y fiestas, un paraíso verde en el corazón de la capital de Francia. No por nada en tiempos de la Revolución, tanto el palacio como los jardines fueron el centro del poder republicano, època en la que se hizo servir como huerto.

Hoy tanto el Museo del Louvre, como el Arco de Triunfo y el Palacio de las Tullerías están conectados a través, tal y como lo diseñó Napoleón, gracias a la Avenida de los Campos Elíseos y a la Rue Saint Honoré.

Siguiendo con la historia de este lugar, tenemos que detenernos en el año 1870, cuando durante los sucesos de la Comuna se produjo el incendio del palacio de Tullerías, que finalmente nunca fue recuperado y se decidió arrasar. Afortunadamente, la decisión sobre los jardines fue diferente y hoy podemos admirarlos en toda su belleza.

 

Hacia fines de siglo, los jardines recuperaron su carácter público y se desarrollaron eventos sociales de importancia, tales como el “Salón del Automóvil” y festejos de fechas importantes. Hoy es un gran espacio para el paseo, un magnífico recorrido entre estanques, jardines y esculturas, un museo de arte al aire libre.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .