Dolceacqua, el pueblo italiano que enamoró a Monet

Aunque el brillo de una pequeña gran joya como Portofino eclipsa el de otros bellos rincones de la región italiana de Liguria, deberíamos seguir el instinto de los artistas para descubrir otros tesros, hermosos e inesperados.

Uno de esos artistas es el pintor francés Claude Monet, genio del impresionismo, que en el año 1883 durante un viaje por la Riviera Italiana en compañía de Renoir, descubrió y se quedó enamorado para siempre de la localidad medieval de Dolceacqua, en la Liguria interior, en Val Nervia.

Cuando llegamos a esta deliciosa aldea quedaremos igualmente impresionados por su encanto, admirando el puente de piedra, que tantas veces pintó Monet, y que definió como “una joya de ligereza”. Y el castillo que domina toda la villa. Juntos, puente y castillo, componen una estampa única.

Lo mejor para adentrarse en este mundo medieval, apacible y seductor, es equiparse con calzado cómodo y lanzarse a trepar por sus callejuelas empinadas, pintadas de colores con las flores en las ventanas y balcones.

Pero la aldea no es solo un bonito escenario sino que contiene mucha vida: tiendas de artesanía, bares y restaurantes, hostales rurales… Hay que buscar un rincón con buenas vistas al puente de piedra y disfrutar de un vaso de Rossese, un vino típico de la zona de gusto suave, aromático y dulce.

Además de un destino ideal para pasar unos días de descanso, también para familias con niños, este apacible pueblo de la provincia de Imperia puede ser un buen punto de partida para visitar muchos otros puntos de interés de la región.

A poca distancia, por ejemplo, está Apricale, que se caracteriza por su centro histórico perfectamente conservado y sede de numerosos festivales y eventos culturales; tampoco podemos perdernos San Remo ni la ciudad de Ventimiglia, también conocida como la “puerta occidental de Italia”, un famoso destino turístico conocido por su clima y sus hermosas playas. Bordighera tampoco queda lejos. Y más allá de al frontera, Menton y la Costa Azul francesa.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .