Los Jameos del Agua en Lanzarote

¿Qué es un jameo? Se podría describir como un accidente geográfico similar a un agujero que se produce cuando un tubo de lava (un túnel subterráneo por el que fluye el magma del interior de la tierra) colapsa y  se derrumba, o bien acumula una bolsa de gases que estallan  abriendo un agujero hacia el exterior.

Lanzarote está lleno de estos curiosos parajes de factura volcánica, pero hay uno de ellos cuya visita es especialmente recomendable, los Jameos del Agua donde se encuentra el llamado “Túnel de la Atlántida”, una mezcla de naturaleza, arte y arquitectura de la mano del genial artistas lanzaroteño César Manrique.

Este fabuloso lugar está formado por dos jameos, el Grande y Chico, conectados entre sí por un túnel. Gracias a Manrique hoy encontramos allí una preciosa piscina subterránea. Para entrar en el tubo de lava hay que descender por una gran escalinata que nos lleva a un peculiar night club de la década de los 70.

Fue Manrique el que dotó a este lugar de una sala de conciertos dentro de la cueva además de un bar-restaurante donde los visitantes pueden comer y beber algo mientras disfrutan de la vista.

Este impresionante sistema de cuevas llenas de estalactitas, estalagmitas y de sistemas de agua e iluminación, además de una amplia gama de penumbras e ilusiones ópticas, los Jameos del Agua son también el hogar de una especie única de cangrejo blanco ciego que se han adaptado a la oscuridad en estos estanques escondidos en el Atlántico.

Para saber más de este fantástico rincón de la isla, los visitantes pueden pasarse por  La Casa de Los Volcanes, un centro de información interactiva sobre la actividad volcánica de Lanzarote que se halla justo en la entrada del jameo, así como la cercana y también impresionante Cueva de los Verdes.

Viajando por España las palabras clave son , , , .