Coney Island, la playa de Nueva York

No es habitual pensar en Nueva York como un destino de playa. Sin embargo, hay playas cerca de Manhattan a las que los habitantes de la Gran Manzana acuden para refrescarse cuando aprieta el calor. Una de ellas es el largo y amplio arenal de Coney Island en Queens.

Esta fue el área de veraneo de muchos neoyorquinos hasta mediados del siglo XX. cuando se inició al decadencia de su estación turística y su balneario, así como su colosal parque de atracciones, que aun funciona aunque hoy en día es solo una sombra de lo que fue. Sin embargo, cuando llega el verano, sus playas se llenan.

A unos 30 kilómetros de distancia del centro de Nueva York, a mediados del siglo XIX proliferaron aquí los hoteles como el emblemático Elephant Hotel y lugares de recreo como casinos, restaurantes y salas de espectáculos. Años después llegaron los hipódromos y el Parque de Atracciones.

Después de la guerra, Coney Island dejó de ser una isla gracias a la construcción de varios puentes y las familias empezaron a acudir en automóvil para disfrutar de sus vacaciones junto al mar. Más tarde, el cierre de las atracciones dejó paso a la construcción de viviendas sociales y al aumento de la inseguridad ciudadana en este distrito.

Pero la playa ha seguido ahí y, aunque muchos neoyorquinos optan por quedarse en la ciudad a tomar el sol en las azoteas de los rascacielos, la mayoría de la gente no duda en desplazarse a disfrutar de un baño y un día divertido en la playa de Coney Island, que se extiendo a lo largo de 4 kilómetros sobre el Atlántico (se puede ir en metro), o bien a Rockaway Beach, al sur de Queens, mucho menos masificada.

¿Viajas a Nueva York en verano pero añoras la playa? entonces Coney Island es tu destino.

Viajando por América las palabras clave son , , .