El Muelle de Woolloomooloo, en Sydney

Si viajas a Sydney, Australia, no puedes dejar de visitar el muelle de Woolloomooloo, un barrio famoso no solo por tener ocho letras “O” en su nombre, sino por ser uno de los lugares con más encanto y tradición de la ciudad.

Gastronomía, náutica, el sabor del mar y la alegría de vivir de una de las ciudades más dinámicas del mundo.  Eso es lo que ofrece Woolloomooloo, estratégicamente ubicado entre Potts Point y la playa de Kings Cross en una de las zonas más atractivas de la gran urbe australiana.

Este curioso nombre deriva de una palabra aborigen que significa más o menos “lugar de abundancia”. Su muelle más famoso es el Finger Wharf, construido en 1915 para el transporte de lana. Mide más de 400 metros de largo y es la estructura de madera más grande del mundo.

Finger Wharf es también uno de los paseos favoritos de los turistas. Ahora ya no atracan aquí los viejos cargueros sino los cruceros de lujo. También está aquí el Water Bar, frecuentado por las celebrities del país.

El muelle estuvo a punto de ser demolido en la década de los 70, pero afortunadamente la ciudad decidió invertir en su restauración y su acondicionamiento para acoger negocios relacionados con el turismo. Por eso hoy es uno de los principales focos gastronómicos de toda Australia.

Tanto turistas como vecinos del barrio, entre los que hay nombres tan distinguidos como el actor Russell Crowe, acuden los fines de semana a este muelle de nombre impronunciable a saborear delicias marineras tan típicas en Sydney como las gambas yabbies o los mud crabs. Delicias que no te puedes perder.

Viajando por Oceanía las palabras clave son , , .