La Basílica de la Natividad de Belén, en la lista de la Unesco

La Basílica de la Natividad en Belén y su ruta de peregrinación acaban de entrar a formar parte en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco con toda justicia, dado su significado simbólico, histórico y religioso. Sin embargo, la decisión ha llegado rodeada de polémica.

Y todo porque la solicitud fue cursada por la Autoridad Nacional Palestina, alegando que el sitio corría grave peligro de ser destruido o dañado por las fuerzas de ocupación israelíes. Por esto, el gobierno de Israel se ha tomado esta decisión poco menos que como una ofensa. De nuevo la política se mezcla con la cultura y el arte.

Para los palestino se trata de una cuestión de orgullo nacional, una forma de afirmación de su identidad y su rica herencia rica y única. Sin embargo, cabe destacar que la Iglesia de la Natividad en Belén, Cisjordania, es también un lugar es sagrado para todos los cristianos, no solo para los musulmanes y en concreto los palestinos.

Esta iglesia fue erigida en el año 326 d.C. en el lugar donde supuestamente tuvo lugar el nacimiento de Jesús. EL conjunto consta de dos iglesias y una cripta, la Gruta de la Natividad, que es la cueva donde Jesús vio la luz. La Basílica de la Natividad es una etapa fundamental en todos los viajes a Tierra Santa, un lugar que, debido a las conocidas tensiones políticas y religiosas, está estrictamente regulado: el Santo Sepulcro y la Tumba de María están bajo la tutela de Jerusalén mientras que la Basílica de la Natividad está bajo control de la ANP.

La Iglesia ha sido a menudo el objeto de agrias disputas entre palestinos e israelíes que lo reclaman como un símbolo del nacimiento de su religión. En el año 2002, durante la Segunda Intifada, el ejército de Israel ocupó Belén y muchos milicianos palestinos se acogieron al derecho de asilo, igual que en la Edad Media, en la Basílica de la Natividad.  

Viajando por Asia las palabras clave son , , , , .