La Garrotxa y los volcanes de Cataluña

La Garrotxa (en castellano La Garrocha) es una comarca de Girona, en el norte de Cataluña, conocida también como la tierra de los volcanes. Un paraíso para el turismo rural situado en la cuenca alta del río Fluvià.

El paisaje de esta región está caracterizado por más de 40 volcanes (todos ellos extinguidos) y numerosas coladas de lava. Un entorno natural de clima mediterráneo refrescado por la presencia cercana de los Pirineos y salpicado de bellas poblaciones que ofrecen al visitante una gastronomía sencillamente cautivadora.

Olot, capital de la comarca, es conocida también como la ciudad de los volcanes ya que en sus alrededores es posible visitar cuatro de los más importantes: el Montsacopa, el Montolivet, la Garrinada y el Bisaroques. En el casco urbano hay muchas y bien conservadas muestras de arquitectura románica. La casa museo de Can Trincheria dedicada a la etnografía y las bellas artes, los jardines de Torre Malgrida, el teatro municipal o el Claustro del Carmen, merecen la pena ser visitados aquí.

Besalú es una encantadora y famosa villa medieval cuya construcción más emblemática es el puente sobre el río Fluvià. Rodeada de un verdor casi perenne es el punto de partida ideal para los que quieren pasar unas vacaciones recorriendo los senderos de la comarca.

La reserva natural de La Fageda d’en Jordà está surcada por varias rutas de senderismo que discurren entre hayedos y con las que se puede llegar a los volcanes de Santa Margarida y el Croscat, el último que protagonizó una erupción en la península ibérica, hace ya 11.000 años.

Y como hemos hablado de gastronomía, no podemos acabar sin citar el grupo de Cocina Volcánica surgido en estas tierras en la década de los 90. Es una asociación que reúne a los mejores restaurantes y chefs de la zona y que basan sus platos en la creatividad y la originalidad, recuperando algunos platos medievales de la Cataluña Vieja actualizándolos para que podamos disfrutarlos hoy.

Viajando por España las palabras clave son , , .