El museo del perfume en Colonia

En efecto: el agua de Colonia, para los franceses Eau de Cologne, tuvo su origen lógicamente en la ciudad alemana de Colonia, a orillas del Rin. Par aser exactos, la historia se remonta al año 1709, cuando se construyó la primera fábrica de perfume del mundo en la ciudad histórica más importante del país.

Y claro, en Colonia se encuentra el Museo del Perfume, en un edificio conocido como Casa Farina, a dos pasos del ayuntamiento. Juan María Farina fue el creador de una  fragancia que se haría famosa en todas las cortes reales europeas en el siglo XVIII. El italiano definió su hallazgo con estas palabras: “Mi perfume es como un bonito amanecer tras la lluvia, una composición de naranjas, limones, pomelos, bergamota, flores y frutas de mi país natal”.

La visita al Museo del Perfume en Colonia es sumamente interesante. En Casa Farina podemos descubrir los métodos e ingredientes utilizados por el maestro perfumista para crear su fragancia, además de contemplar los envases originales de l´Eau de Cologne y las numerosas imitaciones que han surgido a lo largo de la historia.

El agua de Colonia es uno de esos elementos, como el Dom (la Catedral gótica de la ciudad) o el famoso y colorido Carnaval, que ya se han convertido en señas de identidad de los orgullosos coloneses y que les permiten presumir ante el resto de ciudades alemanas, sobre todo ante la vecina y casi enemiga Düsseldorf.

Si viajas a Colonia no puedes dejar de visitar este museo. Está abierto de lunes a sábado de 10:00 a 18:00 horas y también los domingos de 11:00 a 16:00 h. El precio de la entrada es 5 € con audioguía en varios idiomas.

 

Viajando por Europa las palabras clave son , , , .