Amritsar y el Templo Dorado

La ciudad de Amritsar en el norte de la India es famosa por el templo de Darbar Sahib, construido por el gurú de la cuarta dinastía de los sijs, Guru Ramdas. Aunque todo el mundo lo conoce don el nombre de “el Templo Dorado”.

La historia de este templo es convulsa y agitada. Construido en el siglo XVI ha sufrido numerosos saqueos y destrucciones, tras las que ha sido sucesivamente reconstruido de manera cada vez más espectacular. El oro (más de cien kilos) y el mármol que brillan en su fachada datan del siglo XIX.

A diferencia de otros sitios sagrados históricos, el Templo Dorado de Amritsar está todavía hoy lleno de vida y de fervor religioso al cual los visitantes son invitados a unirse.

Este templo de oro posee un gran significado espiritual para los creyentes sijs. En junio de 1984, la primer ministro indio Indira Gandhi, ordenó al ejército atacar a los rebeldes sijs refugiados en su interior que se saldó con la muerte de más de 500 fieles. Los sijs de todo el mundo se sintieron ultrajados por la profanación de su sitio más sagrado y cuatro meses después, Gandhi fue asesinado por sus dos guardaespaldas sij, dando lugar a una oleada de violencia en la que miles de personas perdieron la vida.

Hoy por fortuna corren tiempos más tranquilos para el Templo Dorado. A pesar de su  estatus sagrado, permanece abierto a los visitantes, al igual que el resto de los templos sijs. Las únicas restricciones son que los visitantes no deben beber alcohol, comer carne o fumar en el santuario.

De este modo, todo el mundo puede admirar el estanque sagrado de Amrit Sarovar y el paseo circular de Parikrama, así como el Museo Central Sij, ubicado en la entrada principal del complejo. En él se exhiben las imágenes y los recuerdos de los gurús sijs, los santos y los guerreros.

Viajando por Asia las palabras clave son , , .