Los Campos Elíseos de París

Los aficionados al ciclismo de todo el mundo reconocen al instante cualquier imagen de los Campos Elíseos de París (Les Champs Elysées), la gigantesca y elegante avenida que sirve de escenario final para la última etapa el Tour de Francia, coronada por la impresionante silueta del arco del Triunfo.

Tan famosa como la mismísima Torre Eiffel, esta avenida está considerada como la más famosa  de todo el mundo, además de ser la zona de compras más cara y exclusiva del mundo.

El Arco del Triunfo, construido por Napoleon en 1805 para conmemorar su victoria en la batalla de Austerlitz, es la visión más impactante qu ebtenemos desde los Campso Elíseos. Su silueta se levanta a lo lejos como un gigante cuya figura creca a medida que nos acercamos a él. Ya en la rotonda, el caos de tráfico es absoluto. Se trata de una de las pocas rotondas del mundo en las que tienen prioridad los que entran, no los que están girando.

Al otro extremo de los Campos Elíseos, encontramos  la Plaza de la Concordia. Entre medias, un sinfín de tiendas de ropa de todas las marcas, joyerías selectas, restaurantes caros, bares con terrazas, exclusivos hoteles y todo tipo de comercios que conforman una de las áreas de shopping más alucinantes de Europa.

Llegando a la Plaza de la Concordia se extienden unos bellos jardines donde los agotados turistas y compradores suelen sentarse a descansar y comer un bocado en alguno de los numerosos puestos de comida callejera. Hay de todo: desde bocadillos a los famosos crepes franceses. Eso sí, los precios están en consonancia a los de las tiendas, así que hay que ir preparados a vaciar los bolsillos.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , .