Katowice, el corazón industrial de Polonia

Gracias a la Eurocopa de Fútbol muchos aficionados europeos están descubriendo bellos e insospechados rincones de la vieja Europa. Ya hablamos en esta misma web de la ciudad portuaria de Gdansk, la vieja Danzig a orillas del Báltico. Hoy nos toca visitar la pequeña ciudad de Katowice al suroeste de Polonia, en la región de la Alta Silesia.

Katowice es una de las típicas excursiones que los turistas realizan desde la ciudad de Cracovia, menos accesible si nos encontramos en Varsovia, que se encuentra a más de 300 kilómetros al norte.


La historia de Katowice es larga y, debido a su posición estratégica, ha estado en manos de checos, austriacos, rusos y alemanes. Todas estas influencias han dejado su huella en la arquitectura de la ciudad.

Sin embargo, debido a su carácter industrial, no es una de las ciudades más turísticas del país. Eso no quiere decir que sea un destino con pocos atractivos, al contrario. Es muy recomendable por ejemplo el paseo  por el centro histórico de Katowice con su curiosa mezcla de edificios modernos y construcciones de estilo Art Nouveau y modernistas de finales del siglo XIX. Entre ellos hay que destacar la Catedral de Katowice y el Drapacz Chmur, uno de los primeros rascacielos construidos en Europa.


Al encontrarse en la confluencia de los ríos Klodnica y Rawa, la ciudad dispone de hermosos bulevares junto al agua llenos de tiendas y restaurantes. Allí se ubican lugares tan interesantes como la Iglesia de San Esteban, el Monumento a los Insurgentes de Silesia, la Biblioteca de Silesia o el Palacio Goldstein.

Por último, hay en Katowice una amplia muestra de ejemplos de edificios comunistas, no especialmente atractivos estéticamente, pero que reflejan todas las variantes de esta corriente arquitectónica ya en desuso. Una serie de reliquias del pasado reciente de Polonia.

Viajando por España las palabras clave son , , .