Durdle Door, el puente inglés del Jurásico

Durdle Door es un arco natural de piedra caliza que adorna  la llamada Costa del Jurásico del sur de Inglaterra. Se encuentra cerca de la localidad de Lulworth, en Dorset, y pertenece a la familia Welds, aunque está abierta al público.

Este curioso lugar marca el inicio de la espectacular serie de acantilados de tiza de Sussex, conocidos popularmente como The Seven Sisters. A los pies de este gran arco se extienden una serie de ensenadas que forman la bahía de Man of War Bay, un lugar donde los vecinos acuden a tomar el sol las contadas veces que éste aparece en el cielo.

Duras capas de piedra caliza se arrugaron en este lugar hace millones de años emergiendo de forma vertical. En ella se conservan las huellas del trabajo de milenios de las olas en lugares inaccesibles, revelando el agitado pasado geológico de este lugar, igual que los agujeros contienen madera fosilizada.

El imponente arco de Durdle Door se formó por el efecto de la fuerza erosiva del mar sobre las capas verticales de diferentes tipos de rocas. En algún momento en el pasado, el mar empezó a resquebrajar la dura piedra caliza y a formar una serie de cuevas a lo largo de la costa, y lugares maravillosos como este arco.

No es de extrañar que un lugar tan evocador haya atraído a tantos músicos a lo largo del siglo pasado. Unos cuantos ejemplos: Tears for Fears eligió este escenario para grabar el videoclip de la canción “Shout” de 1990, aunque también han cantado aquí Shout ‘, 1990 Cliff Richard y Billy Ocean, y los míticos Pink Floyd usaron imágenes de Durdle Door en su álbum The Division Bell. Todos ellos encontraron inspiración en este espectacular rincón de la costa británica.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .