Bakú: rumbo a Eurovisión

No mucha gente sería capaz de señalar con el dedo sobre un mapa la ubicación correcta de Bakú, la capital de Azerbaiyán, pero seguro que esto va a cambiar dentro de poco porque, ntre los días 22 y 26 de mayo se celebrará en esta ciudad  el Festival de Eurovisión 2012, uno de los eventos musicales más importantes del año, al que acudirán miles de fans de todo el mundo y se retransmitirá en directo en un gran número de países.

Será entonces cuando muchos, especialmente los que viajen a este país del Cáucaso, se asombren ante la imagen de un país moderno, con una enorme riqueza natural y lleno de lugares de altísimo interés histórico y turístico.

Puede que Azerbayán, y en concreto Bakú, sea el gran descubrimiento viajero del año, algo que este destino tendrá que agradecerle a Eurovision. El país espera poder ofrecer al mundo su mejor imagen, romper con viejos e injustos mitos sobre su cultura, su sociedad y sus tradiciones.

A medio camino entre Asia y Europa, Azerbayán se ubica geográficamente a orillas del  Mar Caspio, teniendo por vecinos a Rusia, Georgia, Armenia e Irán. La ciudad antigua de Bakú conserva todo su sabor exótico, con antiguas y hermosas mezquitas, coloridos mercados y un laberinto de callejuelas en las que perderse.

Sin embargo, y a pesar de ser un país musulmán, Bakú cuenta con una animada vida nocturna, equiparable a cualquier otra ciudad de Europa occidental, además de modernos edificios, grandes centros comerciales y una extraña hospitalidad propia de los habitantes de esos países que han permanecidos aislados del exterior durante décadas y que buscan ahora su lugar en el mundo.

Es probable que con motivo del festival algunas agencias organicen paquetes de viaje para visitar Bakú y Azerbayán. Una gran oportunidad para conocer un destino exótico y sorprendente.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .