Botswana: cazando elefantes

La noticia de la cadera rota del Rey de España mientras se encontraba en Botswana cazando elefantes ha servido al menos para una cosa: poner en el mapa a este estado africano, que para el público español ha dejado de ser un desconocido.

Botswana (también escrito Botsuana), al norte de la República de Sudáfrica, es uno de esos países africanos rico en recursos naturales y pobre en economía, si bien ha sabido dotarse de cierta estabilidad para garantizar la seguridad de los turistas occidentales que viajan hasta allí para admirar su naturaleza, realizar safaris fotográficos o, en el caso de los más pudientes, disfrutar de la caza mayor.

Aunque tres cuartas partes de su territorio se hallan cubiertas por el árido e inhóspito desierto del Kalahari, el resto del país es un lugar fascinante que rebosa vida. Un país sin salida al mar y de un tamaño similar al de España, escasamente poblado y donde se halla la mayor reserva de elefantes africanos del continente.

Se estima que en Botswana hay unos 110.000 ejemplares de esta especie y, al contrario de lo que ocurre en otras partes de África, su población crece a un ritmo aproximado del 5% anual. Por este motivo es legal su caza controlada, aunque se trate de una actividad no apta para todos los bolsillos.

¿Qué hay en Botswana además de elefantes? Un lugar fascinante es el delta del Okavango, una de las últimas zonas vírgenes del planeta, una reserva natural que todavía permanece “a salvo” del hombre donde viven elefantes, hipopótamos, jirafas, antílopes, cocodrilos y otros grandes animales. Todas esas maravillas se pueden ver de cerca contratando una excursión a bordo de un mokoro, la canoa tradicional de la región.

También el parque nacional de Chobe, otra de las joyas de Botswana, ofrece la posibilidad de ver animales en abundancia, incluyendo todos los grandes mamíferos africanos, e incluso el desierto del Kalahari ofrece experiencias maravillosas como los impresionantes baobabs, la cultura de los bosquimanos y los leones de melena negra, únicos en su especie y que sólo se encuentran en este desierto.

Viajando por África las palabras clave son , , , .