La Catedral de León

Hay muchas opiniones de cuál es la más bella catedral gótica de España, pero para muchos la más sublime representación de este magnífico estilo arquitectónico medieval es la Catedral de León.

Conocida también como la Pulchra Leonina, este templo presenta un diseño del más depurado gótico clásico francés, lo que significa reducir los muros a la mínima expresión en beneficio de la luz, que penetra en el interior de la catedral a través de vidrieras y rosetones, que ocupan 1.775 metros cuadrados de superficie. De hecho, junto a la de Chartres, esta catedral posee la mejor colección de vidrieras del mundo.

La catedral de León se empezó a construir en el siglo XIII y desde entonces ha sufrido sucesivas restauraciones en las que han participado numerosos y afamados arquitectos. Ordoño II erigió el templo sobre su palacio real como agradecimiento por vencer a los árabes en la batalla de San Esteban de Gormaz. Además, se encuentra en pleno Camino de Santiago.

Muchos siglos antes, en la época romana, la famosa Legio VII Gemina, acantonada en León para proteger la minas de oro de Las Médulas, había construido aquí una termas. Bajo su planta hay hipocaustos romanos que dificultaron la cimentación de los pilares y fomentaron filtraciones de agua. Este entramado de galerías, tubos y túneles fue descubierta en el siglo XIX.

La fachada occidental, la imagen más conocida de la Catedral de León, es la principal y por la que normalmente se accede al templo. Al visitar esta bella ciudad española no resulta extraño ver a enjambres de turistas frente a la fachada en busca de la mejor foto de este monumento.

Y es que tanto por dentro como por fuera de esta catedral resulta imposible no sentir el peso de la historia, grabado en sus viejas piedras, en sus hermosas vidrieras y en la efigie imponente de su silueta recortada en el horizonte de la ciudad.

Viajando por España las palabras clave son , , , , .