Viajar a Túnez

Túnez, paraíso de olores y sabores… enclavado entre el mar Mediterráneo y el desierto del Sahara es un auténtico regalo para los cinco sentidos. Dejarse llevar por la fragancia que embriaga estas tierras, es como dejarse arrastrar por ese lado exótico, que todos tenemos dentro…

Ya sean sus oasis o sus playas, sus medinas o sus mezquitas, todo tiene ese aire especial de los países árabes de África. Definido por algunos como el país islámico más “occidentalizado”, es una joya, que no te puedes perder.

camellos de tunez

Con una amplia riqueza en vestigios y restos históricos de cuya grandeza podemos disfrutar en la actualidad (visitando, previo pago, como es evidente, y teniendo que pagar por hacer fotografías y vídeo, un punto a tener en cuenta) podemos empaparnos y sumergirnos en lo que llegó a ser una de las zonas más florecientes del imperio romano.

¿Qué visitar?

-Túnez, la capital y ciudad más cosmopolita del país. Donde convergen modernidad y tradición. Acercarse a su medina, es perderse en un entramado de callejuelas y tiendas, en las que puedes encontrar todo lo que se te pase por la cabeza, siempre regateando, claro. Además, el Museo del Bardo con su imponente colección de mosaicos romanos, se ha convertido en el segundo más importante del norte de África, después del de El Cairo.

-Anfiteatro de El Djem, uno de los mejor conservados del mundo, su imponente construcción permanece inalterable a los largo de los siglos.

-Kairuán. Con su majestuosa Gran Mezquita, que sobrecoge al visitante.

-Sidi Bou Said. Es la imagen estandarte del turismo en Túnez, con sus callejuelas empinadas, sus casitas blancas y las puertas y ventanas azules mirando al mar, se ha convertido en un reclamo para todo turista que se precie.

-Cartago. Pocas y muy deterioradas están las ruinas que se conservan, pero si vas a verlas, siempre podrás decir que has estado en Cartago, una de las ciudades más florecientes del Imperio Romano, y eso no lo puede decir todo el mundo…

-Ciudad púnica de Kerkouane. Donde se conservan imponentes restos arqueológicos, entre ellos un conjunto de bañeras con mosaicos, de especial interés.

-Poblados trogloditas, situados en el predesierto, y en donde se pueden apreciar las construcciones típicas.

-Hammamet. Que destaca por sus impresionantes playas, y su medina.

Numerosas agencias de viajes ofrecen “paquetes vacacionales” a los turistas, en los que por unos 60 o 70 euros se incluyen: cena árabe con espectáculo, paseo en camello y ruta en 4×4 por el desierto. Todas estas actividades también es posible que el visitante las organice por cuenta propia, y previsiblemente, le saldrán un poco más económicas, aunque claro, con el inconveniente de tener que encontrar a los contactos, buscar medios de transporte que nos lleven a los lugares y demás. En cualquier caso, y ya sean organizadas por agencias o por vosotros mismos, realmente recomiendo no perder la oportunidad de disfrutar de la ruta en 4×4 (para los más intrépidos) o el paseo en camello por las dunas del Desierto del Sahara, una experiencia indescriptible e inolvidable.

Medios de transporte

La forma más factible para ir a Túnez es por medio del avión, aunque por barco, y por tren o autobús (si ya te encuentras en el continente africano) también es posible. Para movernos dentro del país, los autobuses y los taxis son los medios más cómodos. Siendo posible alquilar un taxi por un día para desplazarnos a distintas ciudades por un precio bastante económico.

Cuándo ir

La primavera, el otoño y el invierno son las estaciones estrella, no solo porque los precios bajan de forma plausible, sino porque las temperaturas son muchos más agradables, hace menos calor, y el sol quema menos. En cualquier caso, siempre es recomendable ir con una botella de agua mineral (cuyo precio es bastante elevado, lo que es lógico teniendo en cuenta que estamos en un país en donde parte de sus tierras son desierto) y con una buena protección solar, ya que aunque no lo parezca el sol hace estragos hasta en las pieles más morenas.

playas de tunez

Para comer

En cuanto a la gastronomía destaca el uso de las especias en todos los platos típicos, además del exótico cucús, la ternera, los pescados y los dulces, estos últimos acompañados de frutas, y en especial de los dátiles (ya que es uno de los países con mayor producción datilera, y eso se nota). Otra de las cosas que no puedes dejar de hacer si visitas Túnez, es tomarte un delicioso té en alguno de sus cafeterías (hay una gran variedad a la disposición de los más expertos). En cualquier caso, y si no te gusta experimentar con la gastronomía típica del país, porque eres delicado para la comida, no te preocupes, por lo general en todos los hoteles, además de platos típicos, siempre hay una buena pasta o arroz para todos los gustos.

En cuanto a los idiomas y otras curiosidades…

Si vas a ir por tu cuenta, es decir, no en un viaje programado por agencia de esos en los suele haber un guía acompañándote, es recomendable tener conocimientos de francés (que lo habla todo el mundo) o inglés (que no lo hablan todos, pero sirve de ayuda enmonumentos de tunez y columnas hoteles o el sector servicios). Aunque parezca mentira, si estás dispuesto a adentrarte en alguna de los bazares a comprar, no te preocupes, porque los comerciantes hablan todos los idiomas que te imagines… además por alguna extraña razón, nada más verte la cara, saben de qué país eres, y se conocen hasta las gracietas y los personajillos de tu país de origen (algo alucinante…)
Y por supuesto, si vas a comprar algo, no te olvides de llevar en la maleta todo tipo de cachivaches inservibles que tengas en tu casa, de esos que no sabes qué hacer con ellos (desde bolígrafos, bolsitos, móviles viejos, etc.) ya que podrás practicar el trueque en casi todas las tiendas. Aunque si vas a comprar por el método tradicional (mejor paga siempre en dinares, que es la moneda nacional, y que puedes encontrar en cualquier hotel), no te olvides nunca de regatear, y amenazar con irte, ya que la frase esa de –bancarrota para mí- la tienen siempre en la boca, pero por supuesto no es cierto. Y además, siempre rebajarás de forma considerable el precio inicial del regalillo en cuestión.

Ya sabes, ve a Túnez, y déjate llevar por sus callejuelas, olores, bazares y dunas …

MAPA SATÉLITE VIRTUAL DE TÚNEZ

VER MAPA VIRTUAL

Viajando por África. Viajes a Viajar a Túnez.

You might also like

Los desiertos de Egipto Todo el mundo conoce las Pirámides de Gizeh, los cruceros por el Nilo o incluso los balnearios del Mar...
El Luberon, paseos de color lavanda A media hora de Aviñón, cuarenta minutos de Aix-en-Provence, situada entre las montañas de Vaucluse,...
Cocina marinera en Roses Roses, una bonita población pesquera, ubicada en la provincia de Girona en la Costa Brava, es todo un...
Un Spa en el Mar Muerto Viajar a Jordania y sumergirte en las aguas más saladas del planeta. Eso es lo que suponen una estancia...

2 comentarios en Viajar a Túnez

  1. sergio dice:

    e estao en tunez una semana inolvidable el mjor viaje de mi vida os lo recomiendo encarecidamnt muy buen blog x cierto

  2. Eva dice:

    estuve una semana en tunez. El país esta lleno de contrastes. La capital esta muy afrancesada y según bajas hacia el sur se nota menos la influencia europea y las costumbres se vuelven más cerradas a nuevos bríos. Vale la pena la visita.
    Para mí, el único problema la comida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>