Lo mejor de Sofía, capital de Bulgaria

Entre las ciudades de Europa del Este, Sofía no cuenta con la fama y el glamour de Praga, o el prestigio histórico de Varsovia, pero se trata sin duda de un destino fantástico, una ciudad hermosa llena de puntos de interés que asombra a los viajeros de todo el mundo.

Por eso hoy hablamos de la capital de Bulgaria, presentando sus principales atractivos y los argumentos más destacados para animarnos a planear un viaje a este destino tan poco frecuentado y que tantas agradables sorpresas esconde.

Primera parada: la catedral de Aleksander Nevski, que contiene una rica colección de reliquias y piezas de arte religioso, guardadas celosamente en sus sótanos. En ella se llevan a cabo las distintas exposiciones que forman parte de la galería nacional búlgara y se muestran algunas de las obras de arte más emblemáticas de la historia de Bulgaria.

Cerca de ella se levanta el Museo de Historia Nacional, uno de los más importantes museos de historia del mundo. En él se pueden apreciar todo tipo de piezas y hallazgos arqueológicos de casi todas las épocas.

Menos seria y más divertida es la visita a La tierra de las atracciones de Sofia, un parque de diversiones situado a pocos metros del zoológico de la ciudad, un lugar dedicado al ocio que abrió sus puertas en el año 2002 y cuenta con miles de visitantes cada semana. Los más pequeños se divierten también en el zoológico de Sofia, uno de los más antiguos de Europa (fundado en 1888), construido por orden del Zar Fernando, un monarca ruso  entusiasta de las ciencias naturales.

Para empaparnos de arte debemos visitar a la Galería de Arte Nacional, situada en el Royal Palace, un majestuoso edificio ubicado a unos metros de la plaza Alexander Battenberg. También dentro de sus instalaciones se encuentra el Museo Etnográfico Nacional.

Sofía resucitó tras la caída del comunismo y hoy es una ciudad viva y abierta con mucho ambiente nocturno. Es fácil moverse por ella con la única línea de metro y los tranvías. Mejor evitar los taxis cuyo principal objetivo parece ser el de estafar a los turistas. Por lo demás, los precios son tan bajos que no hacen falta grandes presupuestos para lanzarse a descubrir la ciudad.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .