La Isla de Bled, en Eslovenia

Bled es una ciudad y un municipio en Eslovenia, y al igual que tantas otras viejas ciudades europeas, un popular destino turístico por su belleza escénica y por su historia. En este caso, se trata de un destino particularmente popular por encontrarse justo en mitad del lago glacial de Bled.

Este hermoso lago está situado en un entorno pintoresco, rodeado por las altas montañas de los Alpes Julianos y el verde intenso de los exuberantes bosques de esta región. En el centro del lago se encuentra la única isla natural de Eslovenia, una especie de visión onírica y un paraíso para los amantes de la fotografía.

La isla cuenta con varios edificios, aunque el principal y que destaca claramente sobre el resto es la iglesia de peregrinación de la Asunción de María, construida en el siglo XV. A su majestuosa torre de 52 metros se puede acceder por una estrecha escalinata que consta de 99 escalones.

La iglesia suele ser muy utilizada para celebrar bodas debido a su localización escénica y la atracción natural del lugar. Hay varios otros edificios notables de la isla, pero la iglesia de peregrinación encabeza la lista, como la más elegante en esta isla de cuento de hadas.

Habitada desde tiempos prehistóricos, la historia de la isla de Bled es larga e intensa. Además, el lago Bled es también muy popular entre los entusiastas del remo, que surcan sus tranquilas aguas durante la primavera y el verano, convirtiéndose en parte del paisaje. Tanta es la afición que las aguas de este lago han sido sede de varios Campeonatos del Mundo de Remo.

Otra atracción popular cerca del lago es el impresionante Castillo de Bled,  encaramado en un precipicio de forma casi imposible. Se trata del castillo más antiguo de Eslovenia y uno de los lugares más visitados del país.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , .