Turismo joven en Berlín

Hasta 1989, menos de una generación atrás, fue una ciudad dividida con pocos hoteles de calidad en el sector Oeste y algunos sórdidos alojamientos llenos de micrófonos de la Stasi en el Este. Hoy las cosas han cambiado y Berlín ha superado incluso a Nueva York en el número de camas en hoteles, y la tendencia continúa.

El ritmo de construcción de hoteles en la capital de Alemania es la mejor señal de que las cosas marchan bien en la locomotora de Europa. Berlín es un destino  cada vez más popular entre los turistas de todo el mundo y, paradojas de la vida, el distrito de Mitte, que quedó al otro lado del Telón de Acero, es hoy el barrio más dinámico, joven y atractivo de la ciudad.

Después de Mitte el lugar más apreciado por los turistas (siempre a juzgar por la cantidad de hoteles que crecen como champiñones en estos lares) es Charlottenburg, el barrio más elegante de la antigua Berlín Occidental. Tras él, Friedrichshain-Kreuzberg, el barrio multiétnico de Berlín por excelencia, el equivalente del Notting Hill londinense, conocido también como “la pequeña Estambul” por la cantidad de inmigrantes turcos (se manejan cifras de hasta un millón de personas) que viven aquí.

El turismo que predomina en Berlin es el joven. Hoteles, restaurantes, tiendas, transporte público, la vida cultural y la vida nocturna están pensada casi exclusivamente por y para la gente joven. Los precios en comparación con otras ciudades europeas son mucho más bajos y eso ayuda.

Pero en Berlin hay planes de ocio y cultura para viajeros de todas las edades. Se puede venir a escuchar la Filarmónica, contemplar los tesoros del Museumsinsel, revivir la Guerra Fría en el Checkpoint Charlie o simplemente disfrutar de noches de fiesta y música electrónica que terminan al amanecer.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , , .