Los pueblos españoles de la arquitectura negra

Pueblos como pueblos como Campillo de Ranas, Majaelrayo, El Espinar o Roblelacasa en la provincia de Guadalajara, al norte de Madrid, poseen una belleza y encanto especial. La clave está en sus edificios, construidos principalmente con pizarra negra de la región, dando lugar a un estilo muy peculiar que ha sido denominado como “la arquitectura negra”.

Así que en esta parte de Castilla La Mancha se refleja mejor que en ningún otro lugar de España la estrecha relación entre los pueblos y su entorno geológico. Estos pueblos han sido declarados patrimonio único de España y la ruta que los recorre posee un gran interés para el viajero.

Las lajas de pizarra y su color negro-azulado son el elemento constructivo más extendido en los pequeños pueblos del norte de Guadalajara. La pizarra se ha utilizado aquí para construir casas, cobertizos, iglesias y puentes.

Simples pero elegantes, estas construcciones son muy originales. El negro no uniforme de la piedra cambia de color según la luz del día y la época del año, combinada con la sobriedad de la madera de pino, olmo y roble, árboles típicos de estas zonas, en la fachada. Del gris al plata, azul e incluso verde se pueden apreciar según la distancia y la estación en la que nos encontremos cuando buscamos un buen mirador para contemplar los diferentes pueblos y aldeas.

La mejor manera de poder descubrir y disfrutar de estos maravillosos paisajes es tomar la A1 desde Madrid en dirección a Burgos y desviarse por la salida 76 de Gandullas para adentrarnos en esta hermosa y sorprendente comarca, todavía poco conocida por los viajeros españoles.

Viajando por España las palabras clave son , , .