Bike-sharing en Manhattan

Este pasado otoño se puso en marcha en Nueva York un ambicioso programa para compartir bicicletas (bike-sharing) con el loable objetivo de “humanizar” Manhattan. Y es que en la Gran Manzana, bajo la administración de Michael L. Bloomberg, los carriles bici y las zonas peatonales han aumentado considerablemente (hasta 250 millas, unos 400 kilómetros de nuevos carriles ciclistas en los últimos 4 años).

Ahora que la experiencia lleva tiempo en marcha nadie duda de que la iniciativa ha resultado exitosa. 10 000 bicicletas disponibles para alquilar en 600 estaciones de servicio perfectamente equipadas en diferentes lugares de la ciudad.

Se dudaba de la viabilidad de la idea ante la falta de patrocinadores pero éstos han confiado finalmente en la idea, facilitando que las tarifas sean muy asequibles y que ya se esté incluso pensando en un precio especial para turistas.

En la actualidad existe la posibilidad de una suscripción anual a un precio igual o inferior a 100 €, que incluirá un número ilimitado de movimientos cortos (siempre que el trayecto no supere los 45 minutos). De momento se han instalado estaciones de alquiler de bicis en Manhattan, al sur de la calle 79 y Brooklyn.

La ciudad ha publicado un mapa interactivo en su página web oficial y ha invitado a los neoyorquinos a presentar sugerencias sobre los puntos en los que les gustaría compartir bicicletas para ubicar las futuras estaciones.

De hecho, la ubicación de las estaciones de alquiler ha sido el tema más polémico que rodea el programa de bike-sharing, cuando se abrió el plazo de sugerencias el pasado mes de noviembre ya que el Departamento de Transporte requiere que el postor ganador no excave las calles para construir sus stands y no piensa permitir que las estaciones para  bicicletas ocupen demasiadas plazas de aparcamiento, un bien escaso en Manhattan.

Viajando por América las palabras clave son , , , , , .