El Jardín de las Orquídeas de Singapur

A pesar de su economía pujante, sus avenidas largas y pulcras y de sus monstruosos centros comerciales y edificios de negocios, en Singapur hay espacio para escapar del estrés, sumergirse en el silencio y disfrutar de la belleza de la Naturaleza. Eso es lo que ofrece la visita al fabuloso Jardín Botánico: cincuenta hectáreas de jardines, fuentes y rincones hermosos que albergan numerosas especies vegetales exóticas y un tesoro natural muy especial: más de 20.000 ejemplares de orquídeas de todos los tipos y variedades.

El primer Parque Botánico de Singapur se fundó en el año 1822, aunque el amor, casi veneración, de sus habitantes hacia la naturaleza, las flores y en especial las orquídeas es antiquísima y sigue muy arraigada en ellos.

Las modernas instalaciones del actual Jardín Botánico se ubican en medio de un bello paisaje de praderas y lagos artificiales, a las afueras de la ciudad, en una zona residencial apartada del bullicio del centro.

La visita general del parque es más que recomendable, aunque sin duda la estrella de la exposición es el Jardín Nacional de Orquídeas que alberga la mayor colección de especies de orquídeas del planeta. Hay que señalar que esta flor es el símbolo nacional de Singapur,  objeto de la adoración y los mimos de todo el personal que trabaja en  el parque.

Embelesados por la cautivadora belleza de las orquídeas, corremos el riesgo de pasar por alto el resto de maravillas que aquí se conservan, como la gran variedad de especies raras de plantas y árboles, el Jardín Ginger, donde encontramos una espectacular cascada de agua, o el inmenso Jardín Evolución, en el que seguir paso a paso la historia de la evolución de la plantas y el impacto que el actual cambio climático está causando sobre ellas.

Viajando por Asia las palabras clave son , , , , , .