Nature Eis Palast, el palacio de hielo de Austria

El material: el hielo de los Alpes; el arquitecto: la Naturaleza. Bueno, con un poco de ayuda humana para transformar este lugar en un gélido palacio de cristal, el Nature Eis Palast, en glaciar de Hintertux, en Austria.

Se trata de una cavidad natural descubierta casi por casualidad en el año 2007 en el corazón del Tirol por el alpinista Romano Erler. No se trata de un simple agujero provocado por el deshielo o las fluctuaciones del glaciar: la cueva de hielo mantiene su forma y dimensiones estables a lo largo del año.

Se ubica los pies del Gefröne Wand, una impresionante montaña de 3.288 metros y que es un verdadero prodigio de verticalidad. La gruta helada abre tan solo durante los meses de verano y solo puede ser visitada con una ruta guiada ya que existen ciertos riesgos como el de caídas a causa de sus resbaladizos suelos y paredes. El precio de la excursión es de 10 €, realmente barato para lo maravilloso y peculiar del lugar.

En el interior, un espectáculo realmente sugestivo: estalactitas y estalagmitas de hielo, una gran sala blanca de 15 metros de altura, pasillos iluminados con focos y linternas de colores… Adentrarse en esta singular cueva es una sensación única.

La temperatura de la cueva es constante durante todo el año, -2ºC. Lógicamente hay que entrar en ella bien abrigado. Los esquiadores y snowboarders pueden usar sus botas de nieve habituales.  La entrada incluye un casco para cada visitante. Los niños a partir de 8 años pueden también entrar, el precio es de 4,00 €.

El Nature Eis Palast se encuentra en la estación de esquí de Zillertal, a unos 60 kilómetros al este de Innsbruck, capital del Tirol.

 

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , , , , .