Islas Vírgenes Británicas, un billete al Paraíso

Ricos arrecifes, hermosas playas de arena blanca, calas escondidas, restos de naufragios, aguas cristalinas. Las Islas Vírgenes Británicas son el destino ideal para unas vacaciones de ensueño y un billete seguro para escapar del frío invierno de Europa.

¡Qué fácilmente se acostumbra nuestro cuerpo a la temperatura media de 28 ºC que nos recibe al bajar del avión! Es uno de los signos que nos apuntan que estamos en el Paraíso sobre el Atlántico, unas setenta islas e islotes al norte de las Antillas Menores, acariciados por los vientos alisios y bañados por el sol y la luz del Trópico.

Es tierra de piratas y corsarios, los numerosos pecios de barcos hundidos en estas aguas así lo atestiguan. la era de los bucaneros se acabó dejando paso a la de los magnates y multimillonarios que decidieron colonizar estas islas. Desde Rockefeller al mismísimo Richard Branson, son muchos quienes han elegido este lugar para ubicar su retiro y de paso, emulando a los viejos piratas, esconder aquí sus “tesoros”, ya que estas islas, además de paraíso natural son a la vez un paraíso fiscal.

Virgin Gorda, Tortola y Anegada son los nombres de las tres islas principales. El gran argumento es el mar: navegar, tomar el sol en la playa, nadar en las piscinas naturales de agua salada que se forman en las ensenadas (los baths), bucear en el arrecife… También hay tiempo para las compras, especialmente en Road Town, y para disfrutar de la deliciosa gastronomía de las islas, basada en los productos del mar: langostas, gambas, delfín o calamar, sazonados con especias como el curry, o acompañados de salsa de mantequilla y limón verde o leche de coco. El pescado también se sirve en hojas de plátano, con una salsa a las hierbas. Las salsas al curry y la piña suelen acompañar el pollo y el cerdo.

Y si tenemos ganas de explorar, no podemos dejar de visitar dos tesoros: las islas de Sandy Bay y Saba Rock, verdaderas maravillas naturales a poca distancia de las islas grandes.

Por desgracia, hace falta mucho dinero para alojarse en alguno de los hoteles de lujo de las Islas Vírgenes, pero en todo caso es dinero bien pagado, si es que existe algún precio fijado para una estancia en el Paraíso. Por si acaso, anotémoslo en nuestra agenda de destinos, nunca se sabe, y de momento recreémonos con las fotos.

Viajando por América las palabras clave son , , , , .