El Jardín de Vrtbovská en Praga

No tan conocido como otras atracciones que han hecho famosa a la capital checa, el Jardín de Vrtbovská es uno de los lugares más bonitos y románticos de Praga.  Situado en la ladera de la colina Petrin, en pleno centro de Malá Strana y a sólo unos cuantos metros de la plaza Malostranské, encontramos este bello enclave, un jardín barroco escalonado diseñado por F. M. Kanka en 1720.

Desde aquí se obtienen hermosas vistas de la ciudad y en particular de la cúpula imponente de la Iglesia de San Nicolás. En este jardín, abierto al público en 1998 e incluido en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, destaca la abundante decoración escultural, obra de M. Braun.

Este lugar podría ser muy frecuentado en San Valentín, ya que corona la “colina de los enamorados”. Podría ser decimos porque solo está abierto de mayo a octubre, de 10:00 a 18:00 horas, y el febrero de Praga es especialmente frío.

En primavera y verano se convierten en escenario de lujo para celebrar bodas, aniversarios, fiestas particulares y eventos de empresa. También en el Jardín de Vrtbovská también se organizan conciertos en verano.

Y a pesar de todo esto, sigue siendo uno de los secretos mejor escondidos de Praga. Como no se ve desde la calle, muchos turistas pasan por allí ignorando la existencia de este pequeño jardín, considerado el más encantador en su tipo al norte de los Alpes. No queremos que esto te suceda a ti en tu viaje a la capital de la República Checa, por eso te damos las pistas para encontrarlo y disfrutarlo:

Vrtbovská Zahrada (Jardines de Vrtbovská)

  • Localización: Karmelitská 25 (barrio de Mala Straná)
  • Horario: 10:00-18:00 horas, de mayo a octubre.
  • Precio de la entrada: 45 coronas checas (unos 2 €) para adultos. Hay precios especiales para estudiantes y grupos.
Viajando por Europa las palabras clave son , , , , .