World Chocolate Dream Park, en Beijing

Está a punto de cumplir dos años de vida y ya se ha convertido en uno de los parques temáticos más visitados de China. No es de extrañar,  porque a casi todo lel mundo le gusta el chocolate, el gran protagonista del Beijing el World Chocolate Dream Park.

Amantes del cacao, viajeros curiosos y por supuesto, todos aquellos que viajen con niños a China no se pueden perder esta visita. El parque se levanta sobre una extensa superficie de más de 20.000 metros cuadrados, lleno de tentadoras sorpresas. Se encuentra muy cerca del Estadio Olímpico, por lo que mucha gente aprovecha el tour que recorre las grandiosas  instalaciones construidas para albergar los Juegos Olímpicos de 2008 para acercarse hasta aquí.

En el interior, la temperatura se mantiene estable a unos 18 ºC, lo cual evita que se derritan las fantásticas creaciones expuestas, cuyos materiales de construcción son el  chocolate belga y caramelo. Con ellos, más de mil artesanos trabajan a diario manteniendo estas increíbles figuras y diseñando otras nuevas. Ochenta toneladas de chocolate convertido en arte.

Entre las atracciones estrella del parque destacan una reproducción de la Gran Muralla China de más de 10 metros de longitud, pero sobre todo la original y deliciosa versión en chocolate de los legendarios Guerreros de Terracota, tal vez lo más fotografiado del parque.

Además de estas maravillas de cacao, en el World Chocolate Dream Park también se piuede admirar una amplia colección de porcelanas chinas de la dinastía Ming así como prendas y objetos domésticos tradicionales convertidos en dulces.

En lo que llevamos de 2011, más de un millón de personas han visitado el World Chocolate Dream Park, la mayoría de ellos provenientes de China, uno de los países que más chocolate consume del planeta.

El Parque abre en otoño y cierra a mediados de abril, cuando las temperaturas ya son demasiado cálidas para asegurar la integridad de estas deliciosas figuras. Si te gusta el chocolate y vas a visitar Pekin, no te lo puedes perder: la entrada al parque cuesta 80 yuanes (alrededor de 8€) .

Viajando por Asia las palabras clave son , , , , .