Adviento mágico en Praga

La Navidad llega a Praga. La hermosa capital de Bohemia posee uno de los mercadillos de Navidad más famosos y populares de Europa, que alcanza su cénit en el escenario privilegiado de la Starometske Namesti, la plaza de la ciudad vieja.

La inauguración oficial del periodo de Adviento tiene lugar durante la última semana de noviembre, así lo anuncia la trompeta desde la torre del Reloj Astronómico ante la multitud que abarrota la plaza. La escena aquí está llena de encanto navideño: un abeto gigante y la fachada de la Iglesia de Tyn son los grandes ejes alrededor de los cuales se articulan los puestos de venta.

A pesar del frío (el mes diciembre en la capital checa puede ser realmente crudo) vale la pena decidirse a visitar esta hermosa ciudad llena de historia y encanto. Es un espectáculo único y un lujo poder pasear por el Puente de Carlos iluminado con luces navideñas, visitar el Castillo donde se levanta un gran árbol de Navidad, perderse por las calles del barrio judío, disfrutar del cálido ambiente de las cervecerías tradicionales…

En cuanto a los mercadillos, es importante decir que aunque se parecen, los de Praga son muy son diferentes a los mercadillos navideños alemanes, ya que en ellos se pueden adquirir además típicos souvenirs checos como las figuritas de cristal de Bohemia, juguetes y marionetas de madera, dulces típicos navideños y muchas otras cosas.

La sólida y contundente gastronomía checa nos será de gran ayuda para soportar el rigor del invierno. En los mercadillos un buen vaso de vino caliente especiado y una salchicha con mostaza nos ayudarán en la tarea de callejear y comprar.

Cuando el cuerpo nos exija una parada, en el centro encontraremos numerosos restaurantes y tabernas típicas donde, por precios realmente asequibles, podremos disfrutar de una buena comida checa (la variedad de sopas en los menús es sorprendente), acompañado de la cerveza de rigor y tal vez de un chupito de Becherovka, el licor nacional de hierbas que se destila en Karlovy Vary desde hace más de un siglo.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , .