Otoño en el Monasterio de Piedra

La estación otoñal es sinónimo de días nublados, lluvias y frío. Pero si miramos en positivo, son días frescos, en los que los árboles cambian de follaje y que el olor a leña encendida inunda las calles de los pueblos.

Si le preguntamos a los padres el significado de el otoño, nos dirán que vuelven las prisas para llegar a horario a la escuela y de que el niño no quiere ponerse el gorro. Además, es época en que trenes siempre están llenos de trabajadores yendo a su puesto de trabajo.
El Parque Natural Monasterio de Piedra recibe al año a miles de turistas en busca de relajación y de silencios.

Este vergel cercano a Nuévalos, posee un hotel, construido en una abadía cisterciense, que está reformado para funcionar como tal. Cuenta con 62 habitaciones que funcionaban como antiguas celdas, donde dormían los monjes de esta orden. Actualmente, están decoradas con el más exquisito gusto para que el huésped obtenga relajación y descanso, como en ningún otro sitio.

Fin de semana al aire libre

No te resistas a vivir una experiencia inolvidable. Muchos de sus visitantes recomiendan dar un paseo por su parque natural. Podrás vivir una experiencia placentera, donde ese fin de semana parece que todo tiene vida y magia. Visita este lugar y ve caer y flotar las hojas doradas de los árboles, gracias a la acción del suave viento de la zona.
¿Conoces las rutas segway? Una de las actividades que puedes hacer junto a la familia o tu pareja en este lugar es dar paseos montados en segway. Ideal para realizar en Otoño porque las temperaturas son suaves. Las rutas sobre este vehículo es una forma muy divertida y original de pasar una tarde al aire libre, recorriendo este vergel anclado en la Sierra Ibérica.

Para recargar fuerzas tienes dos restaurantes donde elegir. En ellos podrás gozar de los mejores manjares de la cocina aragonesa: Reyes de Aragón y Piedra Vieja. No te pierdas una vivencia que no olvidarás jamás.

Viajando por España las palabras clave son , , , , , , , , , , .