Maravillas de Vietnam, el tesoro desconocido de Indochina

Uno de los países asiáticos más atractivos para el turismo en los últimos años en sin duda Vietnam. Sobre todo porque, tras décadas de aislamiento, ha conservado intactas las formas de vida tradicionales y sus tesoros naturales, artísticos y culturales. Para el viajero, viajar a Vietnam es lanzarse a una aventura y al placer de descubrir algo nuevo y maravilloso.

El catálogo de maravillas y puntos d einterés de este país del Sudeste Asiático, una estrecha franja en la península de Indochina mirando al Pacífico, es largo y fascinante. Empezando por la indescriptible Bahía de Halong, nombrada recientemente como una de las Siete Nuevas Maravillas del Mundo. Este lugar único no deja indiferente a nadie: el Mar de Jade, sus islas vírgenes, su atmósfera mágica…

Pero los lugares de interés de Vietnam no se limitan a Halong. Dos ciudades marcan el contraste entre el norte y el sur. Hanoi, con su elegante herencia arquitectónica de los años de dominio colonial francés, y Ho Chi Minh, la antigua Saigón, al sur del país, el reino de las bicicletas y ciclomotores, donde aun se pueden seguir las huellas de la guerra contra los Estados Unidos en los años 60 y 70. En el sur se halla también la antigua capital imperial de Hue.

El otro gran foco turístico del país es el delta del Mekong, una rica reserva natural donde todavía se conservan los modos de vida tradicionales. Muchos cruceros lo recorren a diario, sorteando las balsas de pescadores que se afanan en las orillas. Se puede decir que aquí vive aun, inalterable, el Vietnam más tradicional.

En el norte, donde muchas provincias siguen cerradas al turismo, sobreviven numerosas etnias tribales aisladas del mundo, en el reino de la selva, más allá de los campos de arroz que cubren gran parte del país. Es un turismo para aventureros, aunque cada vez son más los que contratan excursiones guiadas a las profundidades de la jungla. Más apacible es la visita a la región verde de Sa Pa, que algunos llaman exageradamente “la Suiza vietnamita” y sus campos de té.

Pero lo que de verdad encanta a los que se atreven a viajar a Vietnam es la hospitalidad y el modo de vida de sus habitantes: respetuosos, acogedores y sencillos, abren sus puertas a los turistas, a los que brindan sus maravillas nacionales (incluyendo su fantástica gastronomía) sin dejar de mirarles con cierta curiosidad.

Viajando por Asia las palabras clave son , , , , , , .