Faros de Menorca

En anteriores ocasiones hemos repasado la belleza y el misterio de los faros de Mallorca (tanto del sur como del norte de la isla), los de Ibiza y los de Formentera. Quedó pendiente la visita de Menorca, la isla más oriental de España donde se levantan algunos de los faros más espectaculares del país.

Siete faros custodian las costas menorquinas: cinco al norte y dos al sur, y tres de ellos ubicados en el municipio de Ciudadela, vigilando el canal de Menorca que separa la isla de su hermana mayor Mallorca, un lugar famoso entre los marineros y pescadores de Baleares por sus fuertes corrientes y por ser escenario de varios naufragios en el pasado.

El puerto de Ciudadela ha estado vigilado desde 1863 por el Faro de Punta de Sa Farola el cual, gracias a su ubicación, también sirve ahora para controlar la nueva dársena que acoge el ferry que llega desde Alcudia. Está integrado en la estructura urbana y cuenta con un grueso muro de protección que evita que sus dependencias se inunden los días de temporal, cosa que sucedía con cierta frecuencia.

Al sur de Ciudadela se levanta el Faro de Cap d´Artrutx, desde donde los días despajados se mantiene contacto visual con el faro de Capdepera, en Mallorca. Se encuentra en medio de una zona urbanizada,a diferencia del Faro de Punta Nati, al norte, que se yergue 42 metros sobre el nivel del mar en mitad de un paisaje solitario y desolado. Se construyó ante la insistencia del gobierno francés a raíz del naufragio del vapor General Chanzy en 1910, que cubría la ruta entre Argel y Marsella.

El litoral norte de Menorca está presidido por la imponente figura del Faro de Cap de Cavalleria, en el extremo de la península del mismo nombre. Es una de las grandes visitas si estás de viaje en Menorca. El camino se inicia en Es Mercadal y la carretera, cada vez más estrecha y estropeada, nos transporta a través de escenarios de increíble belleza bajo protección medioambiental: playas de arena gruesa y guijarros, acantilados batidos por el oleaje, campos barridos por el viento donde solo las cabras salvajes se atreven a pastar… Al final, la silueta blanca del faro frente a la versión más peleona del Mediterráneo: el mar balear de Tramuntana.

No menos espectacular es el Faro de Favaritx, levantado en 1922 unos kilómetros hacia el este. Al acercarnos a él entraremos en una especie de paisaje lunar, huérfano de vegetación y con el inquietante color gris y negro de las rocas por las que la carretera serpentea.

El grandioso puerto de Mahón también cuenta con su far, el de Sant Carles, que guarda la bocana del puerto natural más grande del Mediterráneo. Hacia el sur encontramos por fin el Faro de la Illa de l´Aire, en la isla del mismo nombre, una extensión completamente plana frente a Punta Prima. Uno de los más hermosos de la isla y del que se cuentan curiosas historias de rivalidades y asesinatos entre los fareros.

Viajando por España las palabras clave son , , , , , , , .