Esquí en los Alpes de Ötztal

¿Esquiar? Ya ha llegado el momento, si podemos acercarnos al paraíso blanco de Sölden y tener un encuentro cercano con el Wildspitze, la montaña más alta del Tirol (37.74 metros). Son los Alpes de Ötztal, en Austria, especialmente indicado para amantes de la montaña y apasionado del esquí.

El invierno ya ha comenzado en las inmediaciones de los glaciares alpinos de Rettenbach y Tiefenbach, donde está garantizada la nieve de septiembre a mayo. Se inicia la temporada con la reapertura de casi 150 kilómetros de pistas en las zonas de esquí de Sölden y Hochsolden (a principios de noviembre).

Como es tradición, en esta sfechas tiene lugar  una marcha blanca llamada Big 3Rally, que lleva a los más atrevidos por tres picos de más de 3.000 metros de altitud: el Gaislachkogl, el Tiefenbachkogl y el Schneide Schwarze, una dura ruta de montaña de más de 50 kilómetros.

Muchos se limitan a tomar la salida de la caminata y detenerse en la primera parada: las bellas vistas de las plataformas circulares instaladas en la cima del Gaislachkogl, un momento de contemplación mística a la que se puede llegar en teleférico, tras doce largos minutos de vertiginoso ascenso. Más que una competición es una fiesta para los esquiadores, que en el refugio toman champán y ostras.

En la ladera de la montaña se ubica el hotel de cinco estrellas Sölden Central Spa Hotel, elegido el hotel más lujoso para el esquí en el mundo, encajado entre glaciares. Un privilegio para los esquiadore smás puduientes, porque los precios se elevan todavía más alto que las cimas de los gigantes alpinos (¡hasta 700 € por pesrsona y noche!): la cocina del chef Gottfried Prante, masajes relajante con aromaterapia para después de un duro día en la nieve, etc.

Pero no todo es inaccesible en este lugar. Debido a su ubicación fronteriza, cada año miles de italianos acuden a este lugar a esquiar, llenando los albergues y hoteles rurales. Saben que la nieve está asegurada y que las opciones de ocio y diversión son abundantes.

También hay quien acude a este rincón de los Alpes en busca de la anécdota: aquí se encontró el cadáver momificado de aquel cazador del Neolítico que murió atrapado en el glaciar y cuyo cuerpo el frío y el hielo mantuvieron casi intacto. Se trata de Ötzi, bautizado así por sus descubridores en honor al valle donde fue hallado.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , , , , , .