Un destino para festejar Halloween: Dublin

Hoy en día Halloween se celebra a lo largo y ancho del mundo, aunque en realidad esta tradición es originaria de países anglosajones y más en concreto, según muchas teorías, sus raíces se hunden en la verde isla de Irlanda.

Debieron ser los irlandeses, empujados por la gran hambruna que asoló su país a mediados del siglo XIX, quienes trajeran consigo durante las sucesivas oleadas migratorias al Nuevo Mundo la vieja costumbre de celebrar este día y decorar las casas con el Jack o´Lantern (la calabaza vacía iluminada desde dentro con una vela).

Por eso si buscamos un lugar para viajar este puente del 1 de noviembre y sumergirnos en el espíritu más genuino de esta fiesta nuestro destino debe ser el Halloween de Dublin. La capital irlandesa se transforma en una ciudad invadida por el color naranja de las siniestras calabazas y todo tipo de decoración fantástica. Abundan los disfraces de seres sobrenaturales pero sin abandonar nunca el carácter festivo y el espíritu alegre que caracteriza a los dublineses.

Uno de los momentos más vistosos es el Samhain, una antiquísima tradición celta que servía para celebrar el final de la temporada de la cosecha que se mantuvo durante la época romana y la posterior era cristiana hasta llegar a nuestros días. Ahora se celebra como un multitudinario desfile (Samhain Halloween Parade) al más puro estilo del Carnaval.

Como en el resto de ciudades del mundo anglosajón, los niños invaden las calles disfrazados de brujas, vampiros, fantasmas y otros seres sobrenaturales para “asaltar” las casas al grito de trick-or-treat (truco o trato), y recibir una generosa recompensa en forma de dulces y golosinas.

También existe una comida tradicional del Halloween irlandés: el Barnbrack, una especie de pan de frutas en cuyo interior, antes de meterlo en el horno, se introducen una moneda, un trapo, un anillo y un dedal. Como sucede con nuestro tradicional Roscón de Reyes, el Barnbrack se comparte con los miembros de la familia y se come con mucho cuidado. Cada uno de los elementos del pastel tiene un significado concreto: el trapo te hará perder dinero, la moneda ganarlo, quien encuentre el dedal tendrá difícil casarse mientras que quien se tope con el anillo encontrará el amor y la felicidad.

Estas son algunos de los atractivos para visitar Dublin en Halloween. Una excelente idea para el próximo puente.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , , .