El teleférico de Fuente Dé

Desde Potes, ascendiendo hacia los Picos de Europa, se encuentra uno de los lugares más emblemáticos y turísticos de Cantabria, sobre todo por el espectacular teleférico que nos lleva a las cumbres nevadas: Fuente Dé, lugar de nacimiento del río Deva, al pie mismo de la parte más alta de la Cordillera Cantábrica. Desde aquí se puede subir fácilmente a los Puertos de Aliva, motivo por el cual este lugar es muy frecuentado por excursionistas.

Se trata de uno de esos lugares de ensueño: verdes prados donde el ganado pace tranquilamente, hermosos merenderos ideales para un picnic en mitad de la naturaleza, tiendas de recuerdos, restaurantes, plazas de camping y el famoso Parador Nacional de Turismo “Río Deva”.

Sin duda lo más llamativo de Fuente Dé es el teleférico, una arriesgada obra de ingeniería que salva los 753 metros de desnivel que hay entre la estación de partida de Fuente Dé, a 1.094 metros de altura, y el Mirador  del Cable, a 1.847 metros en apenas unos minutos. El mirador es simplemente estremecedor: un balcón que se asoma al vacío y desde donde se obtiene una panorámica irrepetible.

Los horarios del teleférico varían según la época del año. En verano funciona desde las 9:00 a las 21:00 horas en verano y en invierno de 10:00 a 18;00 horas. Viajar en él, balanceándose a gran altura sobre un escenario de fábula es por sí sola una experiencia que vale la pena. Desde el mirador se divisan los puertos de Aliva, punto de partida de numerosas rutas tanto a pie como en bicicleta.

Algunos datos técnicos del teleférico:

  • Capacidad: 20 pasajeros.
  • Tiempo recorrido: 3′ 40”
  • Longitud de cable: 1.450 m.
  • Velocidad: 10 m/s.
  • Desnivel: 753 m.

Además, la instalación se dispone de dos cafeterías, una ubicada en la cota inferior del Teléferico (Cafetería “Fuente Dé”) y otra en la estación superior (Cafetería “El Cable”) con vistas de verdadero lujo.

Viajando por España las palabras clave son , , , , .