De compras por Madrid

Si hablamos de turismo de compras, no es exagerado decir que en Madrid se puede encontrar prácticamente de todo, y es que la variedad es el principal rasgo de su comercio: desde las tiendas más lujosas del barrio de Salamanca, a la ropa más alternativa de la calle Fuencarral. Merece la pena buscar vuelos a Madrid para que lo compruebes por ti mism@.

Empezaremos por lo más caro y exclusivo: el barrio de Salamanca y su famosa Milla de Oro, un lugar todavía más atractivo después de la reciente remodelación urbana de la calle Serrano. Ahora las aceras son más anchas y los escaparates de las firmas de lujo nacionales e internacionales parecen lucir más. Hay también un carril bici, bancos, zonas ajardinadas así como terrazas y cafeterías que se intercalan con las boutiques de moda, joyerías y tiendas gourmet.

Más piadosos con nuestro bolsillo son los comercios de los principales ejes comerciales de Madrid. En las zonas de Gran Vía, Preciados, Jorge Juan, etc. encontramos tiendas de todo tipo. Mención especial merece la zona de la plaza de Chueca y las calles Fuencarral y Hortaleza, donde encontramos los comercios más alternativos de la ciudad: locales pequeños, bares y cafeterías con encanto, comercios tradicionales de sabor añejo y tiendas de ropa al más puro estilo Camden londinense. Un festival para el shopping o simplemente para un paseo interesante.

Las tiendas clásicas se arremolinan en torno a la Plaza Mayor. Mercerías, sombrererías, comercios de filatelia y numismática así como algunos de los mejores restaurantes de la capital de España. A destacar también el mercadillo navideño que se instala en la plaza cada año.

Hay más: la enorme diversidad étnica del barrio de Lavapiés, la moda joven y las librerías de Malasaña, las tiendas bohemias del Barrio de las Letras, la moda más vanguardista en la calle Jorge Juan, regalos, tecnología, moda y cosmética en la calle Princesa, etc.

Y todo esto sin olvidarnos de El Rastro, la cita obligada del domingo en Madrid. Un inmenso mercado callejero que se extiende desde la calle Ribera de Curtidores. Aquí se viene a comprar pero sobre todo a curiosear. La variedad es enorme: mercancías viejas, rarezas, objetos curiosos… En los alrededores hay numerosas tiendas de anticuarios y restauradores, sin olvidarnos de todas las tabernas y los bares donde podremos tomar el aperitivo después de realizar nuestras compras.

Viajando por España las palabras clave son , , , , , , .