Gubbio y la leyenda del terrible lobo

Bestia temerosa, de sangre y de robo,
las fauces de furia, los ojos de mal:
¡el lobo de Gubbia, el terrible lobo!

Casi en el centro geográfico de la península italiana, en la hermosa región de Umbría se encuentra el pueblo de Gubbio, famoso por la leyenda del enorme lobo que asolaba la comarca hasta que San Francisco de Asís, allá por el siglo XII, logró apaciguar, mito al que también aludió Rubén Darío, cuyos versos encabezan la entrada de hoy.

Leyenda o realidad, vale la pena dejarse caer por este encantador pueblo. Los hospitalarios eugubinos (así se llaman los habitantes de Gubbio) muestran con orgullo sus joyas: la  iglesia de Vittorina, pequeña y antiquísima iglesia franciscana donde, aseguran, tuvo lugar la reunión del santo con los animales. Lo prueba una orgullosa inscripción en la pared: “Aquí, San Francisco calmó al pernicioso lobo. Anno 1220”.

Si todavía alimentamos algunas dudas al respecto, en el pueblo podremos visitar la Taverna del Lupo, en el corazón de la ciudad medieval. Se trata de un restaurante gourmet donde no siempre es fácil encontrar mesa.

Si a pesar de todo persiste nuestro escepticismo, habrá que visitar la iglesia de San Francesco della Pace, también llamado dei Muratori. Según la tradición fue construida en 1608 en el sitio donde se ubicaba la casa del lobo, una vez domesticado por el santo. Bajo el altar de piedra descansa el esqueleto de un perro ¿el de nuestro temible lobo tal vez?, hallado tras una excavaciones para remoderçlar el templo en el año 1871.

Si finalmente no vamos a Gubbio para seguir las huellas del lobo, siempre podremos ir para disfrutar de esta joya medieval, donde no faltan museos, palacios y casas señoriales. También hay un puñado de elegantes y acogedores hoteles familiares donde alojarse y gozar de las delicias de Umbría.

Déjame en el monte, déjame en el risco,
déjame existir en mi libertad,
vete a tu convento, hermano Francisco,
sigue tu camino y tu santidad.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , , , , .