Porto, entre el vino y el océano

La segunda ciudad de Portugal, la capital industriosa del norte del país, rival de Lisboa y cuna de uno de los vinos más famosos del mundo, la ciudad de Porto, situada en la desembocadura del Río Duero es uno de los grandes destinos de Europa.

El casco antiguo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, sus iglesias barrocas, elegantes puentes metálicos y las bodegas de Vila Nova de Gaia, Porto ha mantenido intacta la riqueza de su esplendoroso pasado. Sin embargo, aquí descubrimos también una ciudad joven, cálida, regada a partes iguales por el vino y el océano. una región de vino y mar. Estos son los principales lugares que debemos visitar:

La vieja Ribeira, corazón histórico de Porto donde se concentran la mayor parte de los monumentos. Lo ideal es perderse, pasear al azar por sus calles y plazas, pero sin perdernos la Sé, catedral de la ciudad y su claustro cubierto con azulejos, el Palacio de la Bolsa y  la Torre de los Clérigos y sus excelentes vistas.

Los puentes sobre el Río Duero. Uno de ellos fue obra de Gustave Eiffel, el otro, el Puente Dom Luis I es el verdadero símbolo de la ciudad. Por ellos pasaremos al otro lado del río, Vila Nova de Gaia, donde se encuentran las afamadas bodegas de Vinho de Porto, visita obligada para realizar una cata y comprar algunas botellas. Si miramos al río, veremos las viejas barcas cargadas de toneles donde antiguamente se transportaba el vino desde el valle a la ciudad. Hoy son solo una bonita postal para los turistas.

En el mercado de Bolhao, de engañoso aspecto decadente, se encuentra el verdadero espíritu de la ciudad. Además del ambiente, podemos encontrar aquí todo tipo de productos frescos y muchas tiendas de flores.

Imprescindible también el obligado crucero por el río Duero que nos llevará al corazón del valle donde crecen los viñedos y donde se está consolidando el turismo enológico. Girando la vista hacia el océano Atlántico encontramos la Costa Verde, que parte desde Matosinhos hasta la frontera española, marcada por el río Miño.  Este litoral se despliega en una enorme variedad de playas, calas y pueblos de pescadores. Se recomienda parar a comer bacalao en el precioso pequeño pueblo de Viana do Castelo y pasear o darse un baño en las playas de Espinho.

Viajando por España las palabras clave son , , , , , , .